Organiza tu baño con estos 5 sencillos trucos

Hay muchas cosas que guardar y, casi siempre, poco espacio para ello: toallas, productos de aseo personal y de maquillaje, secadores, planchas de pelo… La lista puede ser muy larga, ¿pero cabrá todo en el baño, sobre todo si es pequeño? Con un poco de orden y algunas ideas muy prácticas, seguro que sí. Aquí tienes algunos consejos que te van a ayudar. ¡Toma nota!

Elige con cuidado el mobiliario
Si tienes pensado poner un mueble en el cuarto de baño y quieres aprovechar al máximo el espacio de almacenaje, en vez de puertas, mejor que tenga cajones o gavetas. Podrás guardar muchas más cosas y te resultará mucho más fácil organizarlas y alcanzarlas.
Y si se te queda pequeño, opta por un armario con espejo. Ocupan muy poco y son perfectos para guardar esas cosas menos voluminosas, como maquillajes, cepillos o todo lo que necesitas para la higiene dental.

Haz compartimentos y agrupa
Para tener todas tus cosas perfectamente ordenadas, lo mejor es agrupar los productos o los objetos por su uso y utilizar cestas o separadores. Siempre tendrás todo a localizado: lo que necesitas para peinarte en un lado, el maquillaje en otro y las cremas o artículos de aseo estarán siempre en su lugar. Solo tendrás que abrir la puerta o el cajón para localizar lo que buscas en un vistazo.
No solo en el interior de los muebles, las cajas de madera y las cestas de tela o mimbre son también muy decorativas y prácticas si lo que tienes en tu baño son estanterías bajo lavabo en vez de mobiliario convencional.

Aprovecha bien los espacios
Unas baldas estrechas sobre el inodoro pueden ser la solución perfecta para colocar las toallas o los rollos del papel higiénico y dejar espacio libre en el mueble. También puedes colocar una estantería tipo escalera o un carrito auxiliar en el hueco que queda entre el inodoro y el lavabo o justo detrás de la puerta.
Por supuesto, hay soluciones más sencillas, por ejemplo, colgar pequeñas cestas o bolsas de ganchillo al lado del espejo para tener siempre mano las brochas de maquillaje, los cepillos para el pelo o tu perfume favorito. Piensa que cualquier espacio de almacenaje, por pequeño que sea, te ayudará a tener todo mejor organizado.

Las encimeras, mejor limpias
Dejar en la encimera todo aquello que más utilizamos es una tentación, pero también un error. ¿Por qué? Porque lo que hoy es el cepillo y la pasta de dientes mañana será también la maquinilla de afeitar y pasado mañana las cremas faciales. Al final, es fácil que la encimera acabe oculta por un sinfín de productos y accesorios colocados de cualquier manera.
Si aun así eres de los que prefiere tener ciertas cosas a mano, colócalas en cestas decorativas que combinen con el estilo del baño. Recuerda, eso sí, que cuanto mayores sean, más tentado estarás de llenarlas de productos o enseres que tal vez no utilices a diario.

Haz limpieza a menudo
En el cuarto de baño es fácil que guardemos un montón de cosas que no utilizamos y de las que acabamos olvidándonos. Haz un repaso de vez en cuando para comprobar si al fondo del armario tienes productos que han pasado de fecha, si guardas maquillajes que ya no usas o un secador de viaje que podrías dejar en otro lugar.
Guarda solo lo que realmente necesitas. Tendrás más espacio, podrás organizarlo todo mucho mejor y tu baño, incluso, parecerá más grande y mucho más bonito.
Ya verás como con estos sencillos trucos empiezas a mirar tu cuarto de baño con otros ojos. Al principio tal vez te lleve un poco de tiempo organizarlo todo, pero cuando compruebes el resultado, seguro que te animas con otros espacios de tu casa.
Fuente: habitissimo

Síguenos