Consejos para un baño libre de cal

Uno de los mayores problemas en un baño es la cal: hace que los sanitarios pierdan lustre, que los grifos no funcionen bien e incluso que las tuberías se atasquen, con el riesgo de avería que ello supone. Por eso, sobre todo si vives en una zona de aguas duras, es importante que tomes algunas medidas para evitarlo.
La solución definitiva pasaría por colocar un descalcificador en la toma de agua de la vivienda, así estaría protegida toda la instalación de fontanería. Sin embargo, su precio es elevado. ¿Qué se puede hacer para evitar los efectos nocivos de la cal en el baño? Estos son algunos trucos sencillos que te ayudarán sin necesidad de usar químicos. Ya te adelantamos que hay tres productos básicos que vas a necesitar tener siempre a mano: vinagre, limón y bicarbonato.

  • Grifos como nuevos
    Son los que más sufren el efecto de la cal por dos motivos: pierden el brillo y poco a poco las salidas se van taponando hasta que apenas sale un hilillo de agua. Para que no pierdan lustre, un truco que funciona es pasar por ellos un paño humedecido en zumo de limón y dejar actuar unos minutos antes de aclarar y secar. Si la cal está muy incrustada, se puede mezclar el limón con un chorrito de vinagre blanco.
    Si el problema está en que el grifo o la alcachofa de la ducha se están obstruyendo, sumérgelos en vinagre rebajado con agua caliente durante al menos una hora. En caso de que no puedas desenroscar el cabezal, echa la mezcla en una bolsa de plástico y sujétala al brazo del grifo. Luego, usa un cepillo de dientes para arrancar los depósitos de cal y aclara.
  • Sanitarios relucientes
    Si el lavabo o la ducha han perdido el brillo original o el inodoro está recubierto de una capa parduzca, puedes usar el mismo truco que para los grifos. Mezcla el zumo de un limón y media taza de vinagre blanco, échalo en un bote y rocía bien todas las superficies. Déjalo actuar y pasa un paño, un cepillo suave o la escobilla antes de aclarar. Quedarán como nuevos.
  • Una mampara transparente
    Si hay un lugar del baño donde la cal acumulada ofrece una sensación poco agradable es en las mamparas, sobre todo sin son de cristal transparente. Salvo que la mampara tenga un tratamiento específico para evitarlo, la cal se va acumulando en las zonas más bajas y parece que no se han limpiado en años.
    Puedes limpiar con vinagre rebajado, pero si hay un truco infalible es añadir dos cucharaditas de bicarbonato y extender la mezcla con mucho cuidado por la superficie. Déjala actuar 20 minutos y retira los restos con un paño húmedo. Seca muy bien y verás la diferencia.
  • También los azulejos
    Sí, también en los azulejos se puede incrustar la cal, sobre todo en la zona de la ducha o la bañera. Para eliminarla, recurrimos de nuevo al bicarbonato. Mézclalo con agua y jabón o con un poco de agua oxigenada deja que actúa solo unos minutos, retíralo con una esponja húmeda y aclara bien. En las juntas usa un cepillo y frota suavemente.
  • Acude a profesionales
    Cuando el problema de la cal en el baño es serio y está en el interior de las tuberías, lo mejor es que no intentes arreglar el atasco por tus medios, podrías provocar aún más daños. El mejor consejo es solicitar los servicios de profesionales que podrán limpiar las tuberías en muy poco tiempo y con la mayor seguridad.

Estos consejos te van a ayudar a eliminar la cal de los baños, pero recuerda que lo mejor es evitar que se acumule. Es tan sencillo como pasar un paño humedecido en los productos que te hemos indicado cada pocos días. Tus cuartos de baño estarán siempre como el primer día.

Fuente: habitissimo

Síguenos