MINIMUEBLES


Muebles ideales para baños mini
Tener un baño mini no significa renunciar ni a espacio de almacenamiento ni a diseño. Se trata de elegir el mueble adecuado, y no es complicado. En el mercado existen infinidad de modelos para todos los gustos y todos los estilos. Si tienes en cuenta unos consejos muy sencillos, disfrutarás de un mueble perfecto en tu cuarto de baño.
1. Mejor suspendidos
Cuando el baño es de dimensiones reducidas, lo ideal es que el mueble sea visualmente ligero. Pero liviano no quiere decir pequeño. Los muebles suspendidos tienen esa ventaja. Apenas perderás espacio de almacenamiento y, además, la limpieza será más sencilla.
Puedes elegir muebles compactos o, mucho mejor en baños mini, un mueble separado unos centímetros de la encimera. De esta última forma, además de ganar amplitud visual, darás un toque de sofisticación al baño.
2. De fondo reducido
Es otra solución perfecta para cuartos de baño mini. Si el espacio es realmente un problema, opta por muebles de fondo estrecho. Los puedes encontrar de tan solo 25 cm, pero si te parecen demasiado estrechos, los hay en medidas algo mayores, desde 28 a 35 cm.
3. Muebles abiertos
Es una solución diferente que recarga menos el espacio. ¿Lo mejor? Que tienes opciones muy diferentes entre las que elegir, desde muebles con baldas a la vista a otros que las combinan con una pequeña cajonera. Para organizar tus cosas, siempre puedes usar cestas de mimbre que combinan bien en casi todos los estilos.
Y, si no te convence que tus cosas queden tan a la vista, elige muebles con puertas de cristal. Incluso aunque sea traslúcido, su aspecto es mucho más ligero que los que tienen puertas en otros materiales.
4. Los cajones y organizadores, indispensables
Tanto si hablamos de muebles de baño abiertos como cerrados, la organización del espacio interior es esencial. El problema es que a veces buena parte del espacio de almacenaje queda vacío, salvo que amontonemos unos enseres sobre otros.
La solución pasa por elegir muebles con cajones o por emplear organizadores (los hay incluso extraíbles o giratorios) que ayuden a optimizar el espacio interior. Y hay una ventaja añadida: cuando las cosas están ordenadas, es mucho más fácil encontrarlas.
5. Columnas para disponer de un espacio extra
Incluso en baños mini es fácil que queden huecos sin aprovechar. Las columnas son una solución ideal, son estrechas, pero su altura te va a permitir guardar en ellas un montón de utensilios, productos y hasta toallas. Si tienes un hueco detrás de la puerta o entre el lavabo y la ducha, es una buena forma de aprovecharlo.
6. Muebles especiales
¿Tienes mucho que guardar y el mueble bajo lavabo se queda pequeño? No te preocupes, también hay soluciones. La más socorrida son pequeños armarios para colgar. Pero hay otras que tampoco debes pasar por alto, como armarios para colocar sobre el inodoro o espejos con espacio de almacenaje detrás.
En un cuarto de baño mini es importante elegir con cuidado el mueble. No depende tanto de estilo o materiales como de diseño. Con estos consejos seguro que tienes más claro cuál es el ideal para ti y para tu baño. ¿Con cuál te quedas?

Usamos Cookies, si quieres ver nuestra politica accede aqui